Food for immunity

Food for immunity

La esencia de “food for immunity” consiste en consumir los alimentos que nos aporten minerales, vitaminas y mejor valor nutricional para fortalecer las defensas del cuerpo, y por ende reforzar nuestro sistema inmune. Comer bien para estar sanos: comer alimentos en su mejor momento ayuda a conseguir los mejores valores nutritivos. 

Hoy les contamos cuáles son los grupos de alimentos que no deben faltar para tener una alimentación que fortalezca naturalmente nuestras defensas:

  • Pescados y Mariscos: algunos tipos de mariscos están llenos de Zinc y B12, un mineral que nuestro cuerpo necesita para que las células inmunes puedan funcionar como deben. Los mariscos con alto contenido de Zinc son cangrejo, almejas, langostinos, mejillones. Pueden ser consumidos de 3 a 4 veces a la semana.
  • Aves y Carnes: pueden aumentar la inmunidad al regular las células existentes y generar células nuevas. Tanto el pollo como el pavo tienen mucha vitamina B-6, la cual es vital para la formación de glóbulos rojos nuevos y saludables. La carne aporta Zinc. Consumir caldos hechos hirviendo huesos de pollo o huesos de res como el tuétano, nos aporta gelatina, condroitina y otros nutrientes útiles para la curación e inmunidad intestinal.

  • Semillas y nueces: llenas de nutrientes incluido fósforo, magnesio y vitamina B6. También son increíblemente altos en vitamina E que actúa como un poderoso antioxidante, importante para regular y mantener la función del sistema inmune. 

  • Frutas Cítricas: fuentes de vitamina C. Naranja, limón, toronja, mandarinas, kiwi, maracuyá y más. Se cree que la vitamina C aumenta la producción de glóbulos blancos y son claves para combatir las infecciones. Debido a que nuestro cuerpo no la produce ni la almacena, se necesita diariamente vitamina C para mantener nuestra salud.

  • Frutas y verduras: zanahorias, espinacas, col rizada, albaricoques y melón son ricos en A, C y E, muchos antioxidantes y fibra. La clave para mantener su poder intacto es cocinarlo lo menos posible, o mejor aún comerlo crudo. Un aliado para nuestra alimentacion es el ajo es poderoso en la lucha contra infecciones y estimulación del sistema inmune. Sólo agrégale una chispa a tus preparaciones y mantenlo presente en tus comidas.
  • Agua: mantener el organismo bien hidratado es fundamental para conservarnos sanos. Un 60% de nuestro cuerpo es agua y para que funcione de manera correcta es necesario mantener equilibrada esa proporción. Beber 2 tazas más de agua que lo recomendado al día quede impulsar la regeneración de las células nuevas. Algunos expertos recomiendan 8 vasos de agua al dia y otros una formula sencilla para tomar agua según nuestro peso corporal dividido entre 2 de acuerdo a esta fórmula matemática: (Peso corporal en libras) / (2) = Cantidad de agua diaria en onza que tu cuerpo necesita al día.

¡En la variedad está la clave para una nutrición adecuada!

Back to blog